Sunday, October 17, 2010

Ashtar, un farsante peligroso

Hoy quiero dedicar algunos artículos al que quizás es el ícono del movimiento extraterrestre. Un personaje que no muestra el más mínimo escrúpulo a la hora de utilizar el nombre de verdaderos Seres Divinos para sus fines. Un personaje que escondiéndose en mensajes de aparente amor, prepara y nubla la percepción de sus seguidores para que terminen entregándole su energía, para mantenerlos alejados de la Verdadera Enseñanza, y para evitar a toda costa que invoquen el Juicio del Cristo sobre los impostores y la consciencia del anti-cristo. Este personaje es Ashtar (o Ashtar Sheran), del llamado Comando Ashtar o Comando Galáctico. Por supuesto, no está solo; lo acompañan otros mentirosos como Monka, Soltec, Kortek, Hatonn, Toltec, Arma, Jycondria, Zoa, falso Arcturus (impostor), falso Ishvar (impostor), falsa Athena (impostora), Alon, Murku, Esola, Sutko, Abeesha, entre otros. Ninguno de ellos escapará por más tiempo al Juicio del Señor Sanat Kumara.

Sin embargo, este personaje sabe cómo ganarse al buscador espiritual que no está realmente despierto ante las mentiras de las falsas enseñanzas y los falsos maestros. Este personaje vende muy bien. Vende una realidad falsa donde sólo dice que es necesario amar, no juzgar, mantenerse más allá de las injusticias que veamos, y quedarnos tranquilos así como estamos ya que contamos con los salvadores de las naves espaciales que vendrán a nuestro rescate si todo sale mal. Y por supuesto, se ponen como intermediarios entre Dios y sus Hijos, diciendo que están en estrecha colaboración con la Gran Hermandad Blanca: ¿de qué otra manera podrían ganarse la credibilidad necesaria, si no es de esa manera?

El mundo en que vivimos, está lleno de gente bien intencionada que busca una espiritualidad que llene los vacios de sus fracturas psicológicas, que llene los vacios de la mentira que creyeron de que están alejados de Dios. Y estos personajes venden esa espiritualidad a la medida. Esto que venden no plantea ningún esfuerzo de superación, por el contrario, asegura que el cambio de consciencia se dará por sí mismo; por supuesto, si estamos alineados con ellos.

Esto suena bonito, amoroso… y cómodo. Pero como dice el dicho: No hay comidas gratis.

En próximos artículos veremos ejemplos de sus mensajes; en uno, incluso, tiene el descaro de invocar el Nombre Divino.

Los que deseen pueden compartirnos en los comentarios, las experiencias que hayan tenido con la falsa enseñanza de este impostor.